posible acuerdo de libre comercio con UE?






La década de los noventa significó para America Latina un incremento sustancial en la firma de Acuerdos Comerciales, relanzamientos de bloques de integración existentes y creación de nuevos procesos. En 1991 la firma del Tratado de Asunción dio origen al Mercado Común del Sur (MERCOSUR), integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.
El MERCOSUR creó una zona de libre comercio y una unión aduanera, aún cuando la ambición de este proyecto obvió la situación histórica preexistente de sus principales socios -Argentina y Brasil- de pocos contactos bilaterales, desconfianza mutua y una inexistente convergencia económica y social.
El MERCOSUR despertó desde un primer momento el interés de la Unión Europea (UE) debido a las oportunidades de inversión, lazos históricos, culturales, y rápido crecimiento del bloque. Los primeros contactos oficiales se iniciaron en Abril de 1991 –un mes después de la firma del Tratado de Asunción – en el marco de la reunión Ministerial de la UE y el Grupo de Río en Luxemburgo. Los Ministros de Relaciones Exteriores del MERCOSUR y la UE decidieron establecer reuniones regulares con el objetivo de mantener un diálogo constante.
Estas negociaciones plantean como un fin único para ambos bloques lograr una Asociación Interregional que abarque aspectos más allá de lo eminentemente comercial: una asociación política, económica, financiera, social y cultural con características muy especiales.
El estudio de las relaciones de la UE – MERCOSUR se justifica ya que constituyen un hecho de importancia en el escenario internacional. La UE es el proceso de integración económica más avanzado; el MERCOSUR es el proceso más joven y más exitoso de integración económica en América Latina, aunque en el último tiempo se ha visto impedida su profundización por motivos internos en los países que lo conforman.
Estas negociaciones tienen características muy particulares: es la primera vez que dos regiones económicamente integradas y distantes geográficamente negocian un posible acuerdo de integración. Igualmente, el grado de integración y tamaño de las economías entre ambos bloques son significativas.



Las relaciones entre los países de Europa Occidental y los países miembros del MERCOSUR tienen antecedentes políticos, económicos y culturales importantes. Países como Alemania, Inglaterra e Italia han mantenido vínculos importantes con Argentina y Brasil desde antes de la firma del Tratado de Asunción en 1991.
Durante la década de los años setenta y ochenta América Latina no era una prioridad en los intereses de la entonces Comunidad Económica Europea (CEE). Pese a esto, las relaciones de la CEE con Argentina y Brasil fueron la excepción ya que desde los años setenta las dos economías suramericanas tenían como principal socio comercial a los europeos.
Las relaciones entre la UE y América Latina se han desarrollado básicamente en tres espacios principales:



  • En el ámbito regional a través del Grupo de Río manteniendo con éste un diálogo político importante desde 1990.


  • En el ámbito sub-regional, con los países de América Central a través del Diálogo de San José desde 1994.


  • En el ámbito bilateral, a través de la firma de un importante número de acuerdos de cooperación.

Con los países del MERCOSUR, la UE firmó a inicio de la década de los noventa Acuerdos Bilaterales de Tercera Generación, es decir que abarcan aspectos sustantivos más allá de lo económico y comercial, como la defensa del sistema democrático y de los derechos humanos; preservación del medio ambiente entre otros importantes temas políticos y sociales: República Argentina (1990); República Oriental del Uruguay (1991); República de Paraguay (1992); República Federativa de Brasil (1992).



Próxima Cumbre del MERCOSUR


Por su parte, José Luis Gioja reveló lo que será uno de los acontecimientos políticos más trascendentales de todos los tiempos para la provincia: “La próxima Cumbre del Mercosur se hace en San Juan”.
A priori, esto implica que siete de los presidentes más representativos de la región anclarían en la provincia: Los cuatro socios permanentes: Argentina, (Cristina Fernández); Brasil, (Luiz Inacio Lula Da Silva); Uruguay (José Pepe Mujica) y Paraguay (Fernando Lugo). Y los tres asociados: Chile, (Sebastián Piñera); Bolivia (Evo Morales) y Venezuela (Hugo Chávez). No se descarta que también sea de la partida el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, un habitué en estos mitin.
“Esto es muy importante para San Juan. Se lo soplamos a Capitanich (Jorge), el gobernador de Chaco que quería hacerlo pero quedó para nosotros”, contó el sanjuanino.
La clave para que San Juan reciba a la Cumbre del Mercosur fueron las gestiones realizadas por el diputado, Ruperto Godoy, desde la vicepresidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja.
“Hay que reconocer las buenas relaciones del diputado Godoy con la presidenta y la Cancillería que ayer nos confirmó como sede”, resumió el gobernador.
“Es un orgullo, imaginate, tener a Lula, al Evo, a Piñera en San Juan...”.
El gobernador que participó del almuerzo en Olivos con la presidenta y los gobernadores peronistas, adelantó que posiblemente la semana próxima, llegará a la provincia la gente de protocolo para evaluar cuestiones inherentes a la organización de la Cumbre.
“Tienen que evaluar los hoteles para ver como estamos en el tema alojamientos y también verán el aeropuerto, pero nosotros estamos bien y no vamos a tener problemas para organizarnos. Es un desafío pero vamos a estar a la altura de las circunstancias, tenemos los recursos materiales y humanos para hacerlo”, consideró Gioja que da por hecho que San Juan será sede de la 39ª Cumbre del Mercosur.
Desde el Ejecutivo local apuestan todas las fichas a convertir al Centro Cívico como el epicentro de la Cumbre: El Salón Cruce de los Andes (que da a calle Ignacio de la Roza en el entrepiso del edificio ) para las sesiones de los presidentes, y la sala de conferencias “Eloy Camus” para el resto de las actividades.
Argentina se quedó con la responsabilidad de organizar el próximo encuentro de los líderes del Mercosur a asumir en diciembre pasado la presidencia pro tempore del bloque.
En ese encuentro, desarrollado en Montevideo, Uruguay, Cristina Fernández adelantó que el tratado de libre comercio Mercosur-Unión Europea, sería uno de los puntos claves para abordar en la cumbre de julio.“Podemos cumplir una deuda que tiene 23 años y arribar a un acuerdo con la UE”, había resaltado la presidenta al inicio de aquella cumbre.




Fuentes:




Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Conozca algunas de las luminarias que encabezan el fascinante "proceso de cambios" que vive el Paraguay:
http://luisaguerowagnerdreyfusard.blogspot.com/2010/04/el-proceso-de-cambios-de-fernando-lugo.html

Entradas populares de este blog

Tipos de Transporte

Prohibido pasar: hay 25.000 electrodomésticos en Aduana, ¿cómo afecta a los Comercios?

Empresas de EE.UU. contra Moreno