Los Tigres Asiaticos



La región Asia-Pacífico, se está convirtiendo en núcleo de las relaciones internacionales. Los cambios políticos y económicos que se producen marcan un crecimiento hacia un regionalismo abierto y a una mayor integración de las economías a través del vínculo del comercio y de la inversión.

Los Tigres del sudeste asiático surgieron entre 1945 y 1990, en el contexto de la Guerra Fría. Se los comenzó a ver como potencias. Los principales países que se han desarrollado tan vertiginosamente fueron Singapur, Hong Kong, Taiwán y Corea, demostraron un crecimiento en calidad, cantidad y bajo precio en sus productos alcanzando mercados internacionales. A mediados de 1950 apuntaron a los avances tecnológicos y a políticas sustitutivas de importación, orientándose luego a las exportaciones. Estos países han cambiado paradigmas mundiales.

Luego de un largo proceso, comienzan a desarrollarse otros países del sudeste asiático, los llamados "Tigres Menores" o "Pequeños Dragones", quienes iniciaron tardíamente su camino a la industrialización rescatando a las economías industrializadas como modelo. Ellos son Malasia, Indonesia, Tailandia y Filipinas. Forman parte, entre otros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Actualmente nos encontramos en medio de un mundo globalizado, (economías y comunicaciones) en un post capitalismo, época de potencias emergentes que luchan por la supremacía económica mundial. Los tigres asiáticos se han destacado en los últimos años, con una economía basada en productividad y en la reingeniería alcanzando el libre mercado internacional. El Milagro Asiático ha llevado a algunos economistas a pensar que la próxima década puede significar el nacimiento del Siglo de Asia. Pero el optimismo que ofrecen las tasas de crecimiento cercanas al 10% no implica que en estos países existan libertad económica y, mucho menos, regímenes políticos a la europea. Las libertades públicas en los Tigres Asiáticos brillan por su ausencia: no se permite la iniciativa individual, y la actividad económica de las empresas depende de sus contactos con los funcionarios de los distintos gobiernos.

Desafios que afronta:

El progreso económico de Asia se ve amenazado por la necesidad de un combustible cada vez más caro, la amenaza del terrorismo, la posibilidad de un retroceso económico en sus mercados de exportación y la vulnerabilidad ante problemas como el SARs o la gripe aviar. Todos estos riesgos pueden ralentizar el crecimiento de lo que aún sigue siendo una economía muy joven y, en ciertos aspectos, muy frágil.


La presencia del Estado es intensa y sutil en el Sudeste Asiático. En Singapur, el Estado es el propietario de la gran mayoría de las viviendas, mientras que el alto precio de los automóviles, obliga a los ciudadanos a usar el transporte público. Con una economía basada en la exportación, el Gobierno del país convierte la estabilidad económica en una excusa para eliminar las amenazas a la primacía del Ejecutivo, que margina a los críticos con el objetivo de perpetuar el sistema de contactos presente en la economía de Singapur.
Los logros económicos de estos países se han basado en una peculiar coexistencia entre intervencionismo estatal y la economía de mercado. Según Cristopher Lingle, economista norteamericano especializado en Asia, la presencia del Estado en estos países es muy intensa, denuncia los elevados niveles de corrupción en estos Estados, una práctica generalizada del Sudeste Asiático. La corrupción presente en estas economías, provocará que en los próximos años no pueda sostenerse el crecimiento que se registró en los años 70.
Fuentes:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tipos de Transporte

Prohibido pasar: hay 25.000 electrodomésticos en Aduana, ¿cómo afecta a los Comercios?

Empresas de EE.UU. contra Moreno